lunes, 21 de septiembre de 2015

El Incorrecto Acto de Odiar lo Incorrecto...


Lograr la fama mediática hoy en día es mas sencillo de lo que parece ser, un acto de intolerancia o de violencia basta para que sea compartido y condenado en redes sociales y paginas de Internet en general, la tecnología al alcance de hombre común da la oportunidad de grabar cualquier cosa con los llamados teléfonos inteligentes en cualquier parte y en cualquier momento. Lo que hizo la periodista Petra Laszlo en la frontera de Húngara es sumamente condenable, un acto mal intencionado y nada profesional ya que ejercía sus funciones en ese momento, quien por cierto tuvo que cerrar sus cuentas personales en redes sociales debido a los excesivos mensajes de odio, la situación de los refugiados sirios es sumamente preocupante, hay una clara falta de atención internacional sincera a los derechos humanos (revise en las paginas oficiales de Human Rights Watch  y  Amnistía Internacional y ni una sola silaba de lo sucedido, investiguen) de parte de los organismos internacionales que dicen defenderla y que en realidad solo defienden intereses de sectores políticos y la hipocresía de los mal llamados países del Primer mundo no puede ser mas grande que ahora. Un comentario acertado de alguien en uno de los artículos noticiosos sobre el incidente de Petra Laszlo que decia: Shame, shame, shame... (Shame, Verguenza) y que debería abarcar también a la comunidad internacional quien fue quien empujo en un principio toda esta situación.

Aunque Petra Laszlo cometió un acto condenable, las muestras de las personas en el mundo que deberían ser de indignación y de llamado a la reflexión, fueron de odio, un odio intenso como no había leído antes, revise en cantidad de paginas periodísticas y los comentarios fueron sobre deseos de muerte, de violencia física hacia su persona y demás comentarios sumamente intolerantes hacia ella,  comentaba con mis amistades que ese echo era en si un acto mucho peor que el cometido por la Periodista, y es que las personas quizás en muchos casos ni siquiera se den cuenta de ello.

En la era de las Redes Sociales el ser humano usuario es asocial, encontramos mas sencillo socializar en un pantalla que personalmente, libre de confrontaciones sociales, compromisos de amistad y situaciones personales incomodas, la persona encuentra que una amistad virtual de teclado es mucho mas sencilla y llevadera. El mundo moderno esta organizado para que seamos lo mas independientes que podamos, que cada quien tenga su auto, su casa y sus individualidades, esto lo aleja un poco de su semejante y de las mutuas muestras de afecto para con su vecino o cercano, muy a pesar de que hoy en día las personas viven estrechamente cerca. Las redes sociales han acortado ese camino ofreciendo una ilusión de relaciones sociales virtuales que no tiene ningún contacto humano sincero y que en mi opinión es sumamente vació.

Drenar nuestros problemas personales, sentimientos y pensamientos en las redes sociales hoy en día es algo tan normal como beber agua, lo banal y lo estúpido es lo cotidiano y eso ralentiza nuestra mente, que se acostumbra y lo acepta como parte de su vida. No he visto mayor estupidez que solicitar un "me Gusta" botón de "Like" a una foto de un perro porque no es de raza o una foto de Jesús sacada de una película porque si no lo haces no crees en el, tristemente las personas caen en estas estupideces de "likes" por fashion por asumir una posición de borregos aveces consciente, y es que esta situación atonta a las personas y esta teniendo grandes consecuencias negativas en nosotros, Internet tiene  una cantidad gigantesca de información sin corroborar que las personas dan por echo sin investigar, quizás es lo moralmente mas fácil y menos tedioso.

Pueden pensar que me salí del tema al comentar todo esto pero esta conectado de forma directa, las personas cada vez pierdan mas la linea divisoria que hay entre lo correcto y lo incorrecto, de alguna forma los medios de comunicación y el cine nos han moldeado a su manera, vamos que la televisión prácticamente nos cría, y así como en un programa de televisión en la que el bueno en venganza mata al malo eso es aplaudido y termina en un final feliz, adsorbemos eso inconscientemente como una forma si no correcta al menos justificada de proceder, pensamos erróneamente que es solidario con los refugiados sirios que sufrieron las agresiones que Petra Laszlo deba ser odiada, muerta, golpeada, vapuleada y relegada a lo mas bajo en castigo por unas zancadillas (digo esto basado en la mayoría de los comentarios que leí de las personas hacia ella).

¿Entonces quien es mas bajo? ¿quien esta libre de actos desdeñables? ¿hacia donde nos llevan las redes sociales como nueva forma de relacionarnos y de expresarnos? ¿donde esta la condena a la invasión, a la guerra, al racismo y a los miles de actos violentos gubernamentales-militares de hoy día? ¿porque nos indignamos con una matriz de opinión relevante y obviamos los evidentes? ¿hasta que punto es valido y poco saludable odiar? el debate  a todas estas preguntas es muy enriquecedor y de importancia para aportar algo positivos a nosotros como personas, yo jamas apoyare ni justificare actos de ese tipo, pero es incluso hipócrita nuestra actitud, la globalizacion de la información esta haciendo mas daño que beneficio a nuestra sociedad moderna que ha encontrado en las redes sociales un modo cómodo de drenar su odio contenido...


Miguel Angel Carrera Farias.  Venezuela