miércoles, 27 de abril de 2016

Odio Político a la Venezolana...


En una de las muchas tertulias con sus apóstoles y seguidores Jesús hablaba de lo importante que es amar al prójimo, durante esa enseñanza un discípulo le pregunto si era igual de importante amar al enemigo, Jesús le respondió "a ellos mas que a nadie". Este es un concepto universal como todas las enseñanzas del maestro que transcendió en el tiempo y que nadie practica ya muy a pesar de que el maestro enseñaba con el ejemplo, amar al enemigo no es algo fácil, no es fácil abrazar a quien te agrede o mata a uno de los tuyos, es posible pero es una tarea titanica, perdonar incluso lo es, imagínense amar, la enseñanza esta ahí, Jesús la dejo, y nos toca a nosotros dilucidar sobre ello y ponerlo en practica, es un proceso humano lento que  no creo sea el momento en que eso se vaya a dar, no porque no se quiera, el hombre vive una época de oscuridad en su corazón así que eso hace que sea sumamente difícil, al menos no hasta que el hombre haya evolucionado un poco mas como para aceptar de corazón hacer tal acto de amor desinteresado, de momento somos almas ciegas, la globalización de la información nos ha hecho mas daño que bien, y mientras seamos prisioneros de los estereotipos violentos y sexuales, que consumimos diariamente desde pequeños jamas podremos llegar a un nivel de elevación suficiente como para poner en practica el amar a nuestro enemigo, es muy triste pero muy cierto y debe decirse.

Mientras descansaba revisando mi blog y redes sociales leía una nota de facebook de uno de mis contactos publicando fotos de un guardia nacional presunto culpable de maltratos y abuso de autoridad, en un país como el nuestro no lo dudo, muchos de nosotros hemos sido testigos de esos abusos, los deseos de esta persona para con el guardia, si mal no recuerdo decía: "le dieran un tiro a ese hijo de p...pero que no muriera si no que quedara paraplejico y mongólico para que sufriera así el resto de su vida" y mil groserías mas, me hace preguntarme aveces si ese odio es involuntario y no son consciente de ello del todo, leer este tipo de cosas en facebook da mucha tristeza y he leído cientos de cosas muchas peores que esta, uno puede entender la indignación que sufre, yo la sufro, todos en este país la sufrimos, pero llegar a un odio tan visceral no es precisamente lo mas saludable espiritualmente hablando, da tristeza porque son miles y miles de personas las que sufren ese odio extremo que dejan salir en sus redes sociales de forma tan terrible, al mismo tiempo es cómico ver como cuando se les pregunta sobre ello dicen: bueno si pero "yo no", yo personalmente he sentido rabia y tristeza por toda esta situación política económica, y aunque no creo que llegue a amar a ese tipo de enemigos (no soy perfecto) tan poco voy a llegar a ese nivel de odio tan fuerte, antes que odiar prefiero tener un sentimiento neutral, sabemos que en nuestro caso especial vivimos sintiendo un torbellino de sentimientos que diariamente nos asaltan, pasando de la preocupación a la indignación en pocos segundos y no es para menos, eso nos mantiene sumamente susceptibles a la hora de conversar sobre cualquier tema, sobre todo el político, porque es la principal razón de las muchas carencias que sufrimos hoy en día.

Es triste y cómico al mismo tiempo como alguien puede publicar una oración a Jesús con sus respectivos amen, deseos de paz para el país, etc y luego publicar fotografías de políticos con deseos de muerte, sufrimiento en el infierno, condena, insultos, maldiciones e improperios de odio, algunos dicen que esta justificado dada la situación, te sueltan algo así como: "claro que tienen que morirse esos malditos que tanto daño le han hecho al país, que se pudran en el infierno". Ese tipo de cosas mas que entristecerme me hacen pensar, analizar todo este proceso social que estamos viviendo y la forma en que saldremos de este atolladero, y no me refiero al político hablo del espiritual, empezar el proceso en el que el colectivo limpie su corazón de odio, ambos lados, esa lucha de ideologías y opiniones sin sentido que tanto nos han dividido, he opinado sobre este tema exponiendo esto ante ciertas amistades y aveces algo molestos responden que "soy un tonto que no quiero a mi país y que esto necesita una solución rápida y si hay muertos pues es necesario", cuando esto pasa veo a la persona como el personaje perfecto que formar parte de una turba iracunda lista para linchar a esa persona que no les agrada porque tiene unos pensamientos que no van con los suyos o porque obro de la manera equivocada según sus estándares sociales, desde siempre me ha parecido tan contradictorio que los que abogan por el libre pensamiento se molesten enormemente porque su semejante no piense igual que ellos practicando así eso que critican, y los contrarios alberguen al mismo tiempo un resentimiento por el que posee materialmente, mareados por una ideología política falsa, ustedes podrían pensar que toda esta palabrería son un montón de estupideces nada trascendentales que no vale la pena tomar en cuenta, pero cada quien debe analizar su conciencia y sopesar hasta que punto es bueno para cada uno de nosotros albergar dentro de nosotros semejantes deseos de muerte y sufrimiento en el infierno a otra persona por mucho que pensemos que se merezca, tenemos un país entero caminando a ciegas en las tinieblas de la ignorancia, en el que nadie tiene la razón y todos creemos tenerla.

¿Amar a mi País? no practico semejante estupidez sin sentido, no deseo jamas profesar amor a una extensión territorial eso es para mi una gran idiotez, amar un pedazo de tierra, yo podría sentir apego por nuestra música, nuestro folclore o nuestra comida típica, así como es valido el orgullo patrio, es valido la preocupación sincera por el estado de derecho y el orden en un país, como es lógico nací aquí, es mi idiosincrasia y no conozco otra, el hombre es un animal de costumbres y cada quien se arraiga en su cultura, así que acepto apreciar mi cultura y tener apego a ella pero ¿amar un país? lo siento, y necesito repetirlo, jamas profesare amor a una extensión territorial, eso es sumamente estúpido, cuan provechoso humanamente seria profesar amor por nuestro semejante que es nuestro hermano, ese amor tan necesario hoy en día, pero preferimos amar lo inanimado, lo material, preferimos amar una tierra, esos que se llaman devotos religiosos son los primeros en practicar el odio en nombre de lo que piensan es correcto después de darse golpes de pecho y rezar una oración mecánicamente en una iglesia por tradición y no por convicción, esos que dicen amar a nuestro país pero que día a día colaboran con esa misma cultura de desorden y viveza criolla como reyes de la hipocresía que solo dicen lo que es políticamente correcto, chovinismo idiota, yo jamas podría ser tan hipócrita conmigo mismo como para profesar algo que en realidad no practico, si "amar" al país significa odiar visceralmente al semejante que no piensa como yo entonces no deseo para nada ejercer ese derecho civil de opinar sobre ese tema o sufragar, he renunciado conscientemente a ello, jamas permitiré que otro llene mi corazón de odio en favor de los que ellos piensan es correcto, aquí cabe una letra de Charlie Garcia que reza: "Los intolerantes no entendieron nada, Ellos decían guerra, yo decía "no gracias", A amar la patria bien nos exigieron, si ellos son la patria, entonces yo soy extranjero". Difícil tarea nos dejo Jesús esa de amar al enemigo, y mas en estos tiempos de falsas revoluciones, falsos cambios, panfletos políticos y división, pero si Jesús la predico con pasión entonces es posible para el espíritu llegar al amor por nuestro semejante, sobre todo a ese que practica la maldad en nuestra contra, los puristas pueden decir que todo esto es una estupidez, puede ser, pero es una estupidez mía y se que muchos la compartirán, el odio jamas sera el camino.


Miguel Angel Carrera Farias.  Venezuela.